img-kid-birthday

PROYECTO PEDAGÓGICO (PP)

El Proyecto Pedagógico (PP) está enfocado en atender los dos aspectos fundamentales que identifican la primera infancia: 1) la inmadurez del cerebro de niños y niñas y 2) su dependencia del cuidado de los adultos que les rodean para satisfacer sus necesidades y desarrollarse de manera adecuada.

Atendiendo al primer aspecto –la inmadurez cerebral-,  Los revolucionarios descubrimientos de las neurociencias han demostrado que todo aquello que nos hace humanos (sentimientos, pensamientos, comportamientos, imaginación, creatividad, inteligencia, etc) reside en el cerebro. Este órgano -el objeto más complejo del universo-  se desarrolla en un 80% entre la semana 17 de gestación y los 5 años; esto significa que en este período de tiempo denominado por los neurocientíficos “ventana del desarrollo cerebral”, el cerebro aprende más que durante el resto de la vida

En cuanto al segundo aspecto mencionado -la dependencia- es consecuencia natural de la  inmadurez del cerebro del niño y la niña que los obliga a necesitar por años de los cuidados de los adultos para sobrevivir  y lograr el desarrollo que les permitirá desempeñarse con autonomía y éxito al alcanzar su propia adultez;  este largo período de tiempo se denomina en psicología “maduración”, en neurociencia “neurodesarrollo” y a las estrategias utilizadas por la familia y la sociedad para facilitarlo “educación”.

Teniendo en cuenta estos dos aspectos, en el Jardín Infantil Magical Reverie consideramos que los niños y niñas menores de 5 años requieren una atención especializada y diferenciada de la educación escolarizada convencional y que los objetivos de dicha atención deben ser, de un lado, favorecer el desarrollo cerebral mediante la exposición a estímulos selectivos y enriquecidos y, de otro, atender, mediante un equipo  competente, experimentado y sensibilizado a sus necesidades físicas y emocionales.

De esta manera, en el Jardín Magical Reverie, los niños y niñas encuentran el mejor ambiente para expandir las capacidades de sus cerebros, potencializando la competencias que les serán indispensables para afrontar las exigencias del aprendizaje en la posterior vida escolar, atendidos de manera cuidadosa y amorosa por un equipo interdisciplinario experimentado y siendo favorecidos por experiencia y vivencias que les permitirán hacer una transición exitosa y placentera entre el ambiente familiar y la vida escolar.

Carrera 4 Este No. 23 – 72 ​Chía, Cundinamarca